Ambos términos, ocurrencia y reserva, se refieren a cierta cantidad de un recurso, sin embargo, las ideas son fundamentalmente diferentes. Los combustibles primarios, como el carbón, el petróleo, el gas natural y el uranio, son materiales que se encuentran en la Tierra y tienen ocurrencias asociadas (todo lo que existe) y reservas (la cantidad que puede extraerse económicamente). Los flujos en la naturaleza, como la energía eólica, la solar y la hidráulica, sólo tienen ocurrencias asociadas, y no reservas, ya que, por ejemplo, el sol y el viento no pueden "acumularse" ni "almacenarse". (El agua sí puede, pero no produce energía mientras está detenida.) Normalmente, el término reserva se refiere a las reservas de combustibles fósiles: la cantidad de un determinado combustible fósil que conocemos y que puede extraerse de la naturaleza con la tecnología actual y a los precios actuales.

El término ocurrencia se refiere a cualquier presencia de un recurso que existe. La ocurrencia total es toda la presencia del recurso en la naturaleza. La ocurrencia total de un flujo de energía es cualquier instancia en la que el flujo pueda ser utilizado en un momento dado. La ocurrencia total del viento es todo el viento que sopla, tanto si es útil para generar energía como si no. En el caso de los combustibles, la ocurrencia total incluye los yacimientos descubiertos y no descubiertos, además de los yacimientos que son económicamente recuperables o no. En el caso del carbón, la ocurrencia total se refiere a todos los depósitos de carbón del mundo, independientemente de que sean o no útiles para la industria energética.

Por otro lado, las reservas son depósitos de combustibles fósiles cuya existencia se conoce con un nivel razonable de certeza, basado en estudios geológicos y de ingeniería. Estas reservas también son recuperables económicamente con las tecnologías que existen en la actualidad,[1] lo que significa que la cantidad de combustible fósil de una reserva siempre será inferior a la existencia total del combustible fósil. Esencialmente, las reservas representan la cantidad actual de combustible que puede extraerse en un futuro próximo.

La diferencia entre una ocurrencia y una reserva puede explorarse utilizando un diagrama de McKelvey. En la fig. 1 se muestra una adaptación sencilla del cuadro de McKelvey, el cual muestra información sobre cómo se puede clasificar un recurso. Todo el recuadro representa la presencia del recurso y dentro de él hay varias categorías. Moverse de izquierda a derecha significa que la certeza de existencia de una ocurrencia disminuye. Moverse de arriba a abajo representa la disminución de la viabilidad económica (normalmente cuando los precios de un combustible bajan). La esquina inferior izquierda (recursos condicionales) representa los recursos cuya extracción no es económicamente viable, pero que se sabe que existen con bastante certeza. La parte derecha (recursos hipotéticos/no descubiertos) representa los que no se sabe que existen (y, por tanto, no pueden ser económicamente viables). Por último, la esquina superior izquierda representa la reserva. Un verdadero cuadro de Mckelvey profundizará en las distintas certezas de una reserva (conocidas como las 3 P de las reservas), que pueden explorarse en su página principal, aquí.

reservas + recursos condicionales + recursos hipotéticos = occurrencia
Fig. 1. Todas las reservas forman parte de la ocurrencia total, no todas las ocurrencias de recursos son reservas conocidas que pueden ser explotadas o económicamente viables. [2]

Dado que las ocurrencias incluyen depósitos de combustible no descubiertos, existe un nivel variable de incertidumbre sobre la cantidad de ocurrencia de un recurso, mientras que el tamaño de las reservas puede estimarse con bastante certeza.[1] Esto no significa que no haya forma de estimar el tamaño de estas ocurrencias. La cantidad total de un recurso puede describirse y estimarse a partir de la información obtenida en los estudios.[3]

Cómo traducir los subtítutlos de YouTube.[2]

Es importante reconocer que cuando las reservas aumentan (véase la página de reservas) se debe a la mejora de la tecnología, al aumento de los precios (mejor para la economía) o a los nuevos yacimientos encontrados.

Consulte el GIF de al lado para ver cómo traducir los subtítulos de YouTube.

Ver lecturas adicionales

Referencias

  1. 1,0 1,1 Richard Wolfson. (June 2, 2015). Energy, Environment, and Climate, 2nd ed. New York, NY, U.S.A: 2012.
  2. 2,0 2,1 Creado internamente por un miembro del equipo de Energy Education.
  3. Sarah Friedl. (May 29, 2015). Resources and Reserves: Definitions and Examples [Online]. Available: http://study.com/academy/lesson/resource-energy-vs-reserve-energy.html