Fig. 1. Las grandes líneas eléctricas de alto voltaje son un componente crucial de la red. Transportan la corriente eléctrica con pocas pérdidas de energía.[1]

La corriente eléctrica, también denominada amperaje, es la cantidad de carga eléctrica que fluye por segundo dentro de un conductor. Es lo que transporta la potencia eléctrica desde las centrales eléctricas, a través del sistema de transmisión y la red de distribución para el uso industrial y doméstico de la electricidad. También se conoce como electricidad. La intensidad de la corriente viene determinada por la cantidad de carga que fluye por segundo y se mide en amperios, abreviados como A o amp. Cuando la carga eléctrica fluye en una dirección se denomina corriente continua y cuando la carga eléctrica se mueve hacia adelante y hacia atrás, alternando las direcciones, se denomina corriente alterna.

La cantidad de corriente continua se puede calcular a partir de la siguiente fórmula:

[math]\displaystyle{ I=\frac{\Delta Q}{\Delta t} }[/math]
[math]\displaystyle{ I }[/math] = corriente en amperios,
[math]\displaystyle{ \Delta Q }[/math] = la carga en culombios que pasa por un lugar determinado y
[math]\displaystyle{ \Delta t }[/math] = el tiempo transcurrido en segundos.

Sin embargo, los culombios de carga no pueden medirse directamente, por lo que normalmente se utiliza un dispositivo conocido como multímetro para medir la corriente. La corriente alterna utiliza una ecuación similar para determinar la cantidad de corriente, pero las matemáticas se vuelven un poco más complicadas ya que la dirección de la carga en movimiento cambia rápidamente.

Por convención, el término corriente (también denominado corriente convencional) se define por las cargas que se mueven del terminal positivo al negativo. También existe el término flujo de electrones que se utiliza para definir las cargas que se mueven del terminal negativo al positivo. Tenga en cuenta que se trata de términos opuestos. La corriente convencional es más popular, aunque se puede utilizar cualquiera de los dos términos siempre que se haga de forma coherente para evitar cualquier confusión. Para ver un popular webcomic sobre cómo se definen las cargas positivas y negativas, visite XKCD.

Cada vez que la corriente pasa por un componente o un circuito, parte de la energía se pierde en forma de calor. Algunas aplicaciones específicas, como las tostadoras, aprovechan este calor. A menudo este calor es una ineficiencia del sistema, como en la transmisión eléctrica. El exceso de calor puede ser una verdadera molestia en algunas aplicaciones, como las computadoras de escritorio, que tienden a sobrecalentarse y requieren ventiladores que hagan circular el aire para mantenerlas frescas.

Los interruptores se utilizan para apagar (o encender) la corriente casi instantáneamente. En cuanto la carga no tiene un lugar al que ir (recuerde que la corriente sólo se mueve cuando hay un circuito completo) la corriente se detiene. Si empieza a fluir demasiada corriente, un tipo especial de interruptor actúa como medida de seguridad de emergencia para cortar automáticamente la corriente. Estas medidas de seguridad de emergencia incluyen fusibles y disyuntores.

Corriente y campos magnéticoss

La corriente eléctrica da lugar a los campos magnéticos, como descubrió Hans Øersted en 1819. Poco después, esta idea evolucionó gracias a los trabajos de André-Marie Ampère,[2] Jean-Baptiste Biot y Félix Savart para dar lugar a las primeras leyes del electromagnetismo.[3] Los motores eléctricos son una aplicación común de este fenómeno: utilizan las corrientes y sus campos magnéticos para convertir la energía eléctrica en energía mecánica.

Ver lecturas adicionales

Para más información, consulte las páginas relacionadas a continuación:

Para conocer la física de la corriente eléctrica, consulte la hiperfísica.

Referencias

  1. Pixabay [Online], Available: https://pixabay.com/en/electrical-wires-grid-power-863402/
  2. Nuffield Foundation. (Accessed Sept. 3, 2015). Oersted, electric current and magnetism [Online], Available: http://www.nuffieldfoundation.org/practical-physics/oersted-electric-current-and-magnetism
  3. R. Nave. (2015, June. 21) Online. Available: http://hyperphysics.phy-astr.gsu.edu/hbase/magnetic/biosav.html