Electricidad como moneda energética


En otros idiomas: English

La electricidad es el ejemplo clásico de una moneda energética.[1] Una moneda energética es simplemente una forma transformada de energía que proviene de una fuente primaria, pero que es más fácil de utilizar, transportar o almacenar. Varios autores han introducido la idea de moneda energética como una forma de pensar en estas útiles formas intermedias de energía.[1]

El mayor inconveniente de utilizar la electricidad como moneda energética es que es muy difícil almacenarla. La electricidad generada en la red eléctrica debe utilizarse inmediatamente (en milésimas de segundo después de producirse). Por eso las tecnologías de almacenamiento de energía, como el bombeo y las baterías, son tan importantes para las fuentes de energía intermitentes, como la eólica y la solar. La red eléctrica debe controlar cuidadosamente la demanda para asegurarse de que se produce suficiente electricidad para satisfacer la demanda inmediata.

¿Por qué la electricidad es una moneda energética?

La electricidad es una moneda energética muy popular porque es muy flexible, ya que tiene muchos más usos que algunas energías primarias, como el petróleo. La electricidad puede hacer funcionar electrodomésticos y bombillas, cocinar una comida, calentar casas o incluso hacer funcionar un vehículo eléctrico. La electricidad es la forma de energía más flexible ahora y en el futuro inmediato. El petróleo crudo, en cambio, es un combustible que debe separarse en una serie de productos útiles mediante un proceso de refinado.

Dado que la electricidad es una forma de moneda energética tan popular y tiene tantos usos, su utilización está creciendo muy rápidamente. Este crecimiento en todo el mundo puede verse en la simulación siguiente. Obsérvese que algunos países del tercer mundo tienen bajos niveles de electrificación, mientras que otros países en vías de modernización tienen un uso de la electricidad en rápida expansión. Para hacerse una idea de cómo crece la electricidad en comparación con el total de la energía, observe el siguiente gráfico de líneas. Esto muestra que la flexibilidad de la electricidad crea un fuerte incentivo para tener una fracción de energía producida en esa forma tan grande como sea posible. Para obtener algunos detalles específicos, haga clic en diferentes años y observe cómo la fracción del consumo final total que es electricidad crece con el tiempo (para la mayoría de los países). Haga clic en los diferentes países del mapa para encontrar datos específicos de cada país.

¿Qué tipo de energía es la electricidad?

La electricidad proporciona gran parte de la energía que se necesita para mantener una sociedad con un alto consumo de energía. Aunque la electricidad proporciona energía, no es un combustible. Aunque la electricidad fluya por los cables, no es un flujo de energía primaria. La electricidad no es una fuente de energía primaria porque la electricidad siempre se produce a partir de algún combustible o flujo primario. La electricidad es más bien una forma de mover y utilizar la energía de esas fuentes primarias.

Los electrones no tienen inherentemente energía útil. Más bien, las centrales eléctricas y las baterías convierten la energía en electrones, que pueden ser cosechados en el otro extremo por la electrónica para obtener servicios energéticos.

Ver lecturas adicionales

Referencias

  1. 1,0 1,1 Scott, Smelling Land, 1st ed. Vancouver, Canada: Canadian Hydrogen Association, 2007.

Autores y redactores

Allison Campbell, Alba Fano-trabanco, Jordan Hanania, James Jenden, Kailyn Stenhouse, Luisa Vargas Suarez, Jason Donev
Última actualización: 9 noviembre, 2021
Generar una referencia