Cambio climático


En otros idiomas: EnglishFrançais

Los gases de efecto invernadero atmosféricos (GEI), como el dióxido de carbono y el metano, que provienen de la combustión de combustibles fósiles, están cambiando el clima de la Tierra.[1] El mundo se está calentando y hay muchos fenómenos diferentes que obligan al clima de la Tierra a volverse más caliente o más frío. Si bien algunos de estos son antropogénicos y otros son naturales (ver aquí una discusión sobre la diferencia), el dióxido de carbono liberado por la búsqueda de servicios energéticos es, por mucho, el mayor contribuyente de los cambios climáticos actuales del planeta.[2]

No hay una temperatura ideal a la que deba estar la Tierra, pero como se ve en la Fig. 1, el clima está cambiando rápidamente y esto causa problemas a todos los seres vivos, incluidas las personas. Algunos de los aspectos preocupantes del cambio climático incluyen:

Fig. 1. Sesenta años de calentamiento global.[3]

Hay varias señales que indican que el cambio climático ya está ocurriendo y seguirá sucediendo. En el informe especial del Panel Intergubernamental del 2018 sobre Cambio Climático, se indicó que en promedio, la temperatura de la Tierra aumenta en 0.2°C cada década.[2] Desde los niveles preindustriales, el informe especial afirma que la temperatura media de la Tierra ya ha aumentado aproximadamente 1.0°C. Este informe, escrito por 86 científicos destacados de 39 países, describe cómo se producirán daños irreversibles y sin precedentes cuando la temperatura promedio de la Tierra aumente en 1.5°C desde la época preindustrial. Si está interesado en consultar el informe completo, haga clic aquí.

Los GEI se mezclan en la atmósfera y viajan por el mundo. Esto significa que es un problema global que afectará a todos, independientemente de si son la fuente que emitió los GEI o no. En cambio, algo como la polución del aire está más localizado.


Los seres humanos utilizan la energía para mantener una sociedad de alta consumo de energía que proporciona una buena calidad de vida. Como resultado, la cantidad de energía que la gente usa sigue aumentando para satisfacer esta alta demanda de energía (consulte las páginas de los países BRIC y N11 para ver grandes ejemplos de esto). Desafortunadamente, la mayor parte de la energía primaria del mundo proviene de combustibles fósiles, razón por la cual el cambio climático es tan difícil de detener.

Quedan muchos combustibles fósiles. ¡De hecho, uno de los mayores problemas que enfrenta el mundo hoy en día es que los combustibles fósiles no se van a terminar! Esto ha resultado en una falta urgente de encontrar fuentes de energía renovables y sostenibles para reemplazar los combustibles fósiles. Hay suficientes combustibles para seguir quemando durante muchas décadas, sin embargo, eso seguirá provocando un calentamiento global problemático y el cambio climático en general.

Los gobiernos deberían intervenir para frenar los efectos del cambio climático, sin embargo, las personas también pueden tomar decisiones sobre su consumo diario de energía. En el futuro, la forma en que el cambio climático afectará al mundo dependerá tanto de la cantidad como de la velocidad a la que se quemen los combustibles fósiles.

Cuanto más la humanidad queme combustibles fósiles y libere dióxido de carbono a la atmósfera, más afectarán los efectos negativos del cambio climático al mundo.


Ver lecturas adicionales

Referencias

  1. Jelley., Dictionary of Energy Science: Oxford University Press
  2. 2,0 2,1 Intergovernmental Panel on Climate Change 2018 Special Report. 2018.
  3. While these data are from NASA, this image was downloaded from http://bgr.com/2014/01/29/global-warming-gif-video/ on September 4th, 2015.

Autores y redactores

Bethel Afework, Ethan Boechler, Allison Campbell, Jonathan Elbaz, Jordan Hanania, Braden Heffernan, James Jenden, Maddy Strange, Luisa Vargas Suarez, Jasdeep Toor, Jason Donev
Última actualización: 17 diciembre, 2021
Generar una referencia