Reserva


En otros idiomas: EnglishFrançais

Las reservas son depósitos de recursos naturales, como combustibles, elementos y minerales, cuya existencia se conoce con un nivel razonable de certeza a partir de estudios geológicos y de ingeniería. Estas reservas también son recuperables económicamente con las tecnologías existentes en la actualidad.[1]

Reserva vs. Ocurrencia

Cómo traducir los subtítutlos de YouTube.[2]
artículo principal

Aunque tanto las ocurrencias como las reservas se refieren a cierta cantidad de un recurso, no son lo mismo y no deben confundirse, ya que son muy diferentes. Esta diferencia puede analizarse mediante un diagrama de McKelvey. Los diagramas de McKelvey muestran información sobre cómo un recurso puede convertirse en una reserva a lo largo del tiempo.

Consulte el GIF de al lado para ver cómo traducir los subtítulos de YouTube.

Tipos de Reservas

Las reservas de fósiles varían y se distribuyen por todo el planeta en diferentes zonas con distintas cantidades. Aunque estas cantidades puedan parecer precisas, no dejan de ser una estimación aproximada de lo que sabemos que existe exactamente y de lo que se puede extraer económicamente. Una forma de determinar el tamaño de las reservas se conoce como la relación reservas/producción o R/P. Este número representa el número de años que durarían las reservas si se siguiera produciendo y utilizando al ritmo actual.[3]

Reservas de Petróleo

artículo principal

El petróleo es uno de los combustibles fósiles más vitales, y la distribución de las reservas en todo el mundo no es uniforme. El Oriente Medio posee alrededor del 64% de las reservas mundiales de petróleo crudo, y sólo Arabia Saudí representa casi una cuarta parte de todas las reservas del mundo.[3] Por el contrario, el mayor consumidor de petróleo que es Estados Unidos posee menos del 2% de las reservas mundiales, mientras que contribuye a más de una quinta parte del consumo total de petróleo en todo el mundo. Se calcula que las reservas mundiales de petróleo oscilan entre 1.2 y 1.4 trillones de barriles. Esto equivale a unos 6,000 EJ, o 6,000 quads.[1] Los avances en las tecnologías de perforación han hecho que más petróleo se convierta en "petróleo de reserva" a medida que su extracción resulta económica. A continuación se muestra un gráfico con la ubicación de las reservas de petróleo del mundo.

Pulsa el botón de reproducción en la simulación a continuación para ver cómo han cambiado las reservas de petróleo en las últimas décadas.

Reservas de Carbón

artículo principal

El carbón es el más abundante de todos los combustibles fósiles, por lo que todavía existe una cantidad importante de reservas de carbón en todo el mundo — alrededor de 1012 toneladas. Aunque estas zonas están repartidas, las principales reservas se encuentran en Estados Unidos, Rusia, China, Australia e India. Las reservas de carbón tienen una relación R/P de 120 años, lo que significa que si las tasas de producción se mantienen igual, las reservas actuales de carbón durarán 120 años.[3] A continuación se muestra un gráfico con la ubicación de las reservas de carbón del mundo.

Reservas de Gas Natural

El gas natural tiende a formarse con el petróleo crudo, aunque las cantidades de petróleo y gas no siempre están relacionadas. Por ejemplo, Arabia Saudí tiene enormes reservas de petróleo, pero sus reservas de gas son comparables a las de Estados Unidos. Se calcula que las reservas mundiales de gas natural rondan los 6 cuatrillones de pies cúbicos, lo que equivale a 6,000 EJ, es decir, lo mismo que las reservas mundiales de petróleo.[1] El 40% de todas las reservas de gas natural convencional se encuentran en Oriente Medio y el 30% en la antigua Unión Soviética.[3] A continuación se muestra un gráfico con la ubicación de las reservas mundiales de gas natural. Haga clic en el botón de reproducción para ver cómo han cambiado las reservas de gas natural en el mundo en las últimas décadas.

Reservas Fósiles No Convencionales

artículo principal

Además de los yacimientos tradicionales, hay otros lugares de los que se puede extraer petróleo y gas natural. En general, estos yacimientos son menos económicos de extraer, ya que requieren una tecnología más avanzada y un mayor esfuerzo para extraer y procesar los combustibles para su uso. No obstante, a medida que las tecnologías avanzan, la capacidad de obtener combustibles fósiles de estos yacimientos resulta más económica, lo que hace que las reservas aumenten (aunque el recurso sigue disminuyendo).

Existen varios tipos de reservas de petróleo no convencionales. Las arenas bituminosas (también conocidas como arenas petrolíferas) son un ejemplo de recurso no convencional, ya que se excava la arena impregnada de betún y se extrae y mejora el betún para obtener petróleo crudo. Este proceso requiere más mano de obra que la obtención de crudo de los pozos, pero es posible. Sólo la provincia de Alberta en Canadá contiene unos 1.6 billones de barriles de petróleo en las arenas bituminosas, más que las reservas mundiales de crudo. Sin embargo, en la actualidad sólo el 10% es económico de extraer.[1] Además, el petróleo de lutita puede obtenerse utilizando la fracturación hidráulica para romper la lutita bituminosa. Luego, la lutita se somete a presiones y temperaturas extremas para extraer el petróleo. Según estimaciones aproximadas, la cantidad de petróleo encerrada en la lutita bituminosa asciende a 1 billón de barriles sólo en Estados Unidos, lo que equivale aproximadamente a las reservas mundiales probadas de petróleo crudo líquido.[1]

En cuanto al gas natural, los yacimientos de gas de lutita, gas compacto y gas metano de carbón son fuentes no convencionales de combustibles fósiles, ya que requieren la fracturación hidráulica o el bombeo de agua para extraer el gas de los yacimientos.

Ver lecturas adicionales

Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 Richard Wolfson. (May 29, 2015). Energy, Environment, and Climate, 2nd ed. New York, NY, U.S.A: 2012.
  2. Creado internamente por un miembro del equipo de Energy Education.
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 G.Boyle, B.Everett, S.Peake, J.Ramage. (June 2, 2015). Energy Systems and Sustainability: Power for a Sustainable Future, 2nd Ed. Oxford, UK: Oxford University Press, 2012

Autores y redactores

Bethel Afework, Ethan Boechler, Alba Fano-trabanco, Jordan Hanania, Kailyn Stenhouse, Luisa Vargas Suarez, Jason Donev
Última actualización: 9 noviembre, 2021
Generar una referencia