Combustible


En otros idiomas: EnglishFrançais
Fig. 1. Una central eléctrica que usa un combustible para producir electricidad. Casi todas las centrales eléctricas dependen de algún tipo de combustible (en lugar de un flujo de energía primaria) como fuente de energía.[1]

Los combustibles son depósitos densos de energía que se usan para proporcionar servicios energéticos como calefacción, transporte y generación de energía eléctrica.[2] Aunque la mayoría de los combustibles finalmente obtienen su energía del sol (véase conservación de energía), por lo general se los considera una fuente de energía primaria. Cuando la gente habla de conservación de energía, por lo general se refiere a utilizar menos combustible (véase conservación de combustible).

Casi toda la energía primaria humana, alrededor del 95%, proviene de combustibles primarios (a diferencia de los flujos de energía primaria). Estos combustibles van a las centrales eléctricas (véase Fig. 1), motores, calentadores y cualquier otro equipo de la que se obtenga trabajo o calor. Este porcentaje es un poco diferente para la generación de energía eléctrica; donde el 85% de la energía primaria proviene de combustibles (a diferencia de los flujos de energía primaria).

Tipos de combustible

Cuando se utiliza un combustible, este atraviesa un proceso que lo transforma y reduce su energía. Esto significa que la mayoría de los combustibles no son renovables, pero pueden ser lo suficientemente abundantes como para ser considerados sostenibles. Los flujos primarios, como el viento, no se consideran combustibles y son una clase de suministro de energía primaria completamente diferente de los combustibles; para obtener más información sobre esta diferencia, visite la página: combustible vs flujo.

Los combustibles primarios incluyen combustibles nucleares, biocombustibles y combustibles fósiles. A menudo, los combustibles primarios se procesan para hacer algo químicamente distinto de lo que originalmente eran cuando fueron recolectados como recursos naturales. Por ejemplo, el petróleo crudo es un combustible primario que se somete a destilación fraccionada para convertirse en productos más útiles para el consumidor.

La gasolina, el queroseno y el diésel también son combustibles, pero son diferentes porque son derivados de fuentes de energía primaria. Estos son combustibles secundarios en contraste a los combustibles primarios. Estos combustibles secundarios fueron procesados a partir de los recursos naturales y también se pueden considerar monedas energéticas. Los combustibles secundarios son más fáciles de quemar en los motores. Estos se elaboran a partir de petróleo crudo el objeto de obtener la mayor cantidad de energía posible.

Además, los combustibles como el metano, el butano y el propano se encuentran combinados juntos en su recurso natural (que sería la fuente de energía primaria) y se separan durante el proceso de destilación fraccionada.

El hidrógeno es un combustible que puede obtenerse químicamente del agua o del metano (y de otras fuentes también), se considera una moneda de energía ya que no se forma naturalmente en abundancia en la tierra.

Los combustibles varían considerablemente en densidad energética, costo, e impacto ambiental; por ejemplo, el uranio tiene una densidad energética significativamente mayor que los combustibles fósiles, pero es mucho más caro. También, es difícil comparar la densidad de energía y el impacto ambiental de los combustibles con los flujos primarios debido al método de como se utiliza cada uno.

Los diferentes países tienen combinaciones de energía muy diferentes, consulte la generación de energía eléctrica para obtener un mapa detallado de dónde obtienen su electricidad los diferentes países. A continuación se muestra un gráfico circular que muestra la producción mundial de energía, donde las porciones de los combustibles permanecen dentro del circulo mas pequeño del gráfico.

Aproximadamente el 95% de la energía primaria en el mundo proviene de combustibles como el petróleo, el carbón y el gas natural[3] (todos los cuales, excepto los combustibles nucleares, producen una gran cantidad de gases de efecto invernadero cuando se utilizan). La mayor parte del resto de la energía primaria del mundo proviene de la energía hidroeléctrica, aunque una pequeña fracción es energía eólica, energía solar, energía geotérmica y energía mareomotriz. Cuando se trata de la generación eléctrica, la proporción que proviene de flujos aumenta al 19% (todavía principalmente hidroeléctrica) ya que los flujos no tienen las mismas limitaciones de la eficiencia térmica que tienen los motores térmicos y los flujos se utilizan casi en su totalidad para la generación de electricidad.

Ver Lecturas Adicionales

Referencias

  1. "Pixabay" [Online]. Available: http://pixabay.com/en/power-plant-industry-smoke-210850/
  2. Wolfson, Energy, Environment and Climate, Second edition. New York, USA: W.W. Norton, 2010
  3. IEA (2014), "World energy balances", IEA World Energy Statistics and Balances (database). DOI: http://dx.doi.org/10.1787/data-00512-en (Accessed February 2015)

Autores y redactores

Ethan Boechler, Jordan Hanania, Braden Heffernan, James Jenden, Ellen Lloyd, Anna Pletnyova, Kailyn Stenhouse, Luisa Vargas Suarez, Jasdeep Toor, Jason Donev
Última actualización: 28 septiembre, 2021
Generar una referencia