Tecnología de conversión de energía

Fig. 1. Las centrales eléctricas de carbón son tecnologías de conversión de energía porque convierten la energía química de su combustible en electricidad.[1]

La tecnología de conversión de energía se refiere a cualquier sistema que convierta la energía de una forma a otra. La energía se presenta en diferentes formas, como el calor, el trabajo y el movimiento. Además, la energía potencial puede presentarse en forma de energía nuclear, química, elástica, gravitatoria o radiante (también conocida como luz). Todas ellas pueden convertirse en energía útil, siendo la electricidad una de las formas más comunes y versátiles.[2]

El objetivo principal de las centrales eléctricas es tomar un combustible como el carbón, el gas natural o el uranio, y transformarlo en electricidad. Esto hace que las centrales eléctricas sean una tecnología de conversión de energía, y son las mayores tecnologías de conversión de energía por mucho. Otras tecnologías de conversión son los coches, las baterías, los calentadores y los generadores. Las centrales eléctricas tienen que utilizar muchas conversiones de energía para llegar al objetivo final: la electricidad. Una central de carbón es un buen ejemplo:

  1. La energía química se almacena en las moléculas de hidrocarburos. Cuando el carbón se quema, esta energía química se transforma en calor. (Energía química → Calor)
  2. Los gases de escape calientes de la reacción de combustión se utilizan para calentar el agua y convertirla en vapor, el cual viaja por las tuberías a altas presiónes y velocidades. (Calor → Calor)
  3. El vapor se expande entonces a través de una turbina, produciendo energía mecánica de movimiento. (Calor → Movimiento)
  4. El movimiento de la turbina hace girar un generador eléctrico, que hace fluir la electricidad. (Movimiento → Electricidad)

De hecho, nuestros propios cuerpos son tecnologías de conversión extremadamente complejas. Toman la energía química de los alimentos y la convierten en diferentes formas de energía química que necesitamos para funcionar. Nuestro cuerpo puede entonces utilizar esta energía para convertirla en muchas otras formas: Calor, movimiento, sonido, energía potencial gravitacional, etc.

Más ejemplos

Ver lecturas adicionales

Referencias

  1. Wikimedia Commons [Online], Available: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/d/d6/Coal_power_plant_Datteln_2_Crop1.png
  2. R. Wolfson, "Electricity" in Energy, Environment, and Climate, 2nd ed., New York, NY: W.W. Norton & Company, 2012, ch. 11, sec. 1, pp. 292

Autores y redactores

Jonathan Elbaz, Alba Fano-trabanco, Luisa Vargas Suarez, Jason Donev
Última actualización: 9 noviembre, 2021
Generar una referencia